¡NUEVA GAMA DE ALIMENTO DE CALIDAD PARA SU MASCOTA, PRECIOS EN PROMOCIÓN VER PIENSO

Nuevo Producto

Konig Flatocalm 60 Comprimidos

12,15 €

Más

La flatulencia puede definirse como la emisión de gases intestinales por el recto. Estos

gases también se denominan flato.

Durante el proceso digestivo normal, los gases se forman en el intestino a medida que

avanza la digestión de los alimentos.

La acumulación excesiva de estos gases en general está asociada con procesos patológicos

leves pero que generan molestias abdominales.

En algunos individuos, el flato puede ser excesivamente maloliente y/o muy frecuente.

La composición de los gases fue estudiada por Suarez et al 1997 y por Tomlin et al. 1991. Estos

investigadores encontraron que su composición era fundamentalmente nitrógeno, oxígeno,

dióxido de carbono, hidrógeno y metano.

El componente odorífero, que es menos del 1 % del total, es el sulfuro de hidrógeno y en

menor medida metanotiol.

No hay muchos estudios sobre la prevalencia de la flatulencia en perros, del único estudio

que se realizó se puede concluir que aproximadamente un 43 % de los perros presentan

esta disfunción y en la mitad de estos casos el propietario deseaba reducir este problema

(Jones et al. 1998).

En estudios posteriores se logró establecer que el sulfuro de hidrógeno principalmente

es la causa del mal olor de los flatos de los perros. Una concentración de más de 1 parte

por millón ya es detectada por el olfato humano, existiendo una correlación directa entre la

concentración y la severidad del mal olor (Collins et al. 2001).

Causas principales de la flatulencia en perros:

El tipo de alimentación: Algunos alimentos pueden favorecer una digestión lenta y

pesada, sobre todo los que tienen exceso de carbohidratos y de fibra.

El animal come demasiado rápido: Al hacerlo ingiere mucho aire.

Parásitos intestinales.

Raza: Las razas braquicéfalas (bóxers, blulldogs…)

Al tener mala mordida ingieren mucho aire.

La dieta tiene una gran importancia en el desarrollo de la flatulencia, por lo que la manipulación

dietética es una vía importante para atacar este problema.

Se observó que los componentes que producían un efecto importante cuando son administrados

con la dieta son el carbón activado, la Yucca schidigera, el acetato de Zinc, aceite esencia del Mentha piperita y aceite esencial de anís.

El carbón activado, la yucca y el acetato de zinc, actúan directamente sobre la producción

de gases, mientas que los aceites esenciales de menta y de anís actúan favoreciendo

el funcionamiento de sistema digestivo.

Para poder determinar cuál de estos principios activos ofrecía una más completa actividad

se realizó una evaluación in vitro, obteniendo los siguientes resultados (Giffard et al.

2001).

Mecanismo de acción del carbón activado

El carbón activado posee una estructura cristalina reticular; es extremadamente poroso y puede

llegar a desarrollar grandes áreas superficiales del orden de 500 a 1500 m2 por gramo de carbón

(esto depende del proceso de activación utilizado, en el caso de Flatocalm su área de

superficie es máxima). El área superficial, y el tamaño de poros, están directamente relacionados

con la efectividad en el uso determinado.

Laboratorios König ha buscado optimizar estos parámetros para lograr la mayor actividad con la

menor dosis posible.

El carbón activado de Flatocalm tiene un mayor contenido en microporos lo que asegura su

máxima actividad para adsorber compuestos volátiles y mínima interferencia con la absorción

de micronutrientes.

Laboratorios König ha desarrollado un alimento complementario que combina la acción adsorbente selectiva del carbón vegetal activo con las propiedades de los aceites esenciales de anís y menta para la corrección de dispepsias, flatulencias y espasmos gastrointestinales (recomendado por la German Commission E Monographs Phytotherapy).

Indicaciones

Tratamiento de la acumulación excesiva de gases y diarreas leves.

Administración y dosificación

Flatocalm se administra por vía oral. Se puede mezclar con una pequeña cantidad de alimento para facilitar su administración.

Mecanismo de acción del carbón activado

El carbón activado posee una estructura cristalina reticular; es extremadamente poroso y puede

llegar a desarrollar grandes áreas superficiales del orden de 500 a 1500 m2 por gramo de carbón

(esto depende del proceso de activación utilizado, en el caso de Flatocalm su área de superficie es máxima). El área superficial, y el tamaño de poros, están directamente relacionados con la efectividad en el uso determinado.

Laboratorios König ha buscado optimizar estos parámetros para lograr la mayor actividad con la

menor dosis posible.

El carbón activado de Flatocalm tiene un mayor contenido en microporos lo que asegura su

máxima actividad para adsorber compuestos volátiles y mínima interferencia con la absorción

de micronutrientes.

Dosis sugerida

Perros de hasta 20 kg:

1 cápsula 30 minutos antes de las comidas.

Perros de más de 20 kg:

2 cápsulas 30 minutos antes de las comidas

30 productos más en la misma categoría: